Reciente Blog

Divorciado

por Sister Paula
Thumbnail sisterpaula ati

Estimada hermana,
 
Tengo 11 meses de haberme divorciado y desde entonces mi vida ha sido miserable.
Veo parejas en el trabajo y me siento muy triste porque no tengo a nadie. Mi ex se volvió a casar y está viviendo la buena vida, pero mí  vida es miserable.  Tengo tanto odio, ira y miseria. ¿Cómo puedo superar esto?

Por favor, dame un consejo.


Gracias y que Dios la bendiga, 
Juan 
 
***************************************************
 
Estimado Juan, 


Lamento que este divorcio te haya ocurrido, pero tienes que hacerte fuerte. Si el odio se lleva por mucho tiempo, se convierte en resentimiento. El resentimiento eventualmente se convierte en amargura, y la amargura puede apoderarse de tu vida. 


Puede ser que tengas razones justificadas para odiar, pero Dios te pide que perdones. No te pide que la disculpes ni perdones su comportamiento. Pero te pide que la perdones a ella. Para algo tan grande como esto necesitarás mucha ayuda de Dios para perdonar. Por lo general, el perdón comienza en nuestra voluntad, luego mucho más tarde en nuestras emociones.


Comenzamos por decir:  "Sé que Dios quiere que yo perdone, así que yo también perdonaré. En esta etapa a veces no queremos perdonar. En veces podemos disfrutar de los malos pensamientos y sentirnos enojados por cómo nos han hecho daño. Tal vez disfrutamos de ser la víctima que sufre.  Pero hay que regresar nuestra voluntad a Dios e orar por el don del perdón porque entendemos que eso es lo que debemos hacer.


Después de mucha oración y lucha con nuestros pensamientos, nuestra mente tomara el control y nos dirá, ‘Sabes, realmente la quiero perdonar.  Estoy cansado de estos malos sentimientos.  La quiero perdonar pero cuando pienso en ella aun me siento enojado y con mucho resentimiento’.  Sigue orando y eventualmente tus sentimientos te dirán, ‘La he perdonado.  Ella ya no esta en mi pensamiento todo el tiempo. Le deseo lo mejor’. 
 
Juan, Dios te hizo un ser humano amoroso y feliz. No quiere que seas un hombre miserable e enojado. Hay tanta gente que necesita tu amor. Debes liberarte de esta ira y seguir adelante. Por favor, confíe en la oración. Pídele a Dios que te ayude a perdonar. Ábrete a nuevas inspiraciones de El y de cómo continuar con tu vida. Si es necesario, habla con amigos, sacerdotes y consejeros que puedan apoyarte y darte ideas. Tu vida continuará. Dentro de los años, veras hacia atrás sobre este terrible momento y te darás cuenta de lo mucho que Dios te está enseñando.


Que Dios  te bendiga,
Hermana Paula
 

Comentarios (0)

Inicio de sesión oRegistro dejar un comentario

Sobre el Autor

Sr. Paula Vandegaer, S. S. S, A. C. S. W, L.C.S.W.

Hermana Paula Vandegaer, L.C.S.W., fundadora de Servicios de Vida Internacional, Voluntarios para la Vida, y Instituto Scholl de Bioética.  La hermana Paula es un líder reconocida internacionalmente en el movimiento pro-vida y ha entrenado, ministrado e inspirado a millares. 

Ultimas entradas

Ver todas las entradas de Blog

Archivos