Reciente Blog

Querido Padre

por Padre Robert Ruhnke, C.Ss.R

Me convertí a la fe hace catorce años y aun estoy aprendiendo cosas que no sabia acerca de mi religión elegida. Una de estas cosas es la novena.

Me gustaría saber cuál novena aconsejaría si alguien quisiera orar para que Dios los guíe a su cónyuge.
He visto novenas para la familia, el embarazo, los nacimientos seguros y los matrimonios problemáticos. Sin embargo, no he visto una para la bendición de encontrar a un esposo /esposa.

¿Por favor puedes ayudarme con esto?
Gracias


************************************************************

Estimado Uno,

No estoy al tanto de una novena oficial para encontrar al cónyuge, pero recomiendo lo siguiente.

Creo que es muy importante establecer un hábito diario de oración. El cuándo y el dónde y cómo pueden ser completamente flexibles e incluso pueden cambiar para adaptarse a los acontecimientos de tu vida. La oración debe ser una parte diaria de tu vida, como cepillarte los dientes.

Cuando hagan esta oración diaria, les sugiero que conscientemente incluyan la oración del Señor porque eso incluirá "... vengamos Tu Reino, hágase tu Voluntad". La idea aquí es que quieres estar orando todos los días para estar abierto a la Voluntad de Dios (El Plan de Dios para ti). 

La mayoría de las novenas se rezan sólo nueve días. Sugiero que ores así todos los días. Si es el Plan de Dios para que te cases, asumo que Dios también sabe que necesitas conocer a una persona para casarte!

Paz y Amor,
Fr. Rob

Comentarios (1)

Tan cierto! Si es el Plan de Dios para que me case, asumo que Dios también sabe que necesito conocer a una persona para casarme!... No habrá pagina que me ayude a encontrar a mi alma gemela, sino estoy en Oración constante, clamando a Dios que me envie esa alma que quizás continua vagando y buscándome... Aquí estoy alma perdida...
Oh! Señor cuanto más debo esperar.... cuanto más debo pagar por mis culpas??... He sido un alma libre, esperando que mi gemela llegue y no he hecho el minimo esfuerzo en buscarla... Oh Señor! Apiadate de mi que soy una pecadora, ten misericordia de mi soledad... Busco agradarte y tener recompensa en mi servicio con el prójimo! más sin embargo me canso de no obtenerla. Oh Dios apiadate de estas almas solitarias, en busqueda de sus compañeros de vida, que no seamos ciegos a las oportunidades que nos envías... que prevalezca la comprensión, el afecto y el servicio en las nuevas parejas que se han encontrado!! Oh! Padre bueno Ayudanos...

Inicio de sesión o Registro dejar un comentario

Sobre el Autor


El Reverendo Robert A. Ruhnke has servido como pastor de parroquias en Texas y Luisiana y como Director de Formación  para seminaristas en el nivel de teología.  Él es miembro de la orden de Rendentora de Sacerdotes y hermanos y vive en una comunidad Redentora en San Antonio, Texas.  Sus aficiones incluyen ciclismo, fotografía, es corredor y mochilero.  

Ultimas entradas

Ver todas las entradas de Blog

Archivos