Reciente Blog

Vocaciones

por Padre Robert Ruhnke, C.Ss.R

Querido Padre,


Sobre las vocaciones. Nunca pensé demasiado sobre mi vocación. Nunca me sentí más inclinada hacia una cosa o a otra.  Tengo 31 años y finalmente lo estoy pensando más seriamente. Estoy tratando de estar abierta a todas las vocaciones (orando por algún tipo de señal... excepto que creo que necesitaré un gran e iluminado letrero de  neon, de lo contrario, ¡podría no darme cuenta!).


A veces me atraen mucho los místicos y siento que debería convertirme en monja. A veces me conmueven mucho los momentos especiales en los que sé que Dios está muy presente en los encuentros con otras personas y me pregunto si tal vez debería ser misionera. Y a veces pienso en los bebes y siento que conocer ese tipo de amor que podría tener por mi bebe y que el bebe tendría por mí me transformaría de una manera muy importante. Me imagino que el  matrimonio probablemente  seria la vocación más difícil (para mí) y me pregunto si tener la sensación de que algo sería más difícil que otra cosa para mí es una señal para mantenerme alejada de ello o ir así ello con la gracia de Dios y para su gloria.


Gracias por su contestación.


**********************************************************

Estimada


¡Muy buenas preguntas!  Parece que has llegado a un lugar muy importante en tu viaje de vida.  El hecho de que estés abierta a considerar tantas opciones como sean posibles  es ~ yo creo ~ una buena señal de que estás haciendo tú parte para estar abierta a la gracia de Dios.
Sin embargo, yo no puedo darte ‘respuestas'... porque últimamente las respuestas serán aprendidas dentro de tu diálogo continuo con Dios y cualquier otra persona a la que le confíes como confesor o director espiritual.

Creo que puedo asegurarte que NO habrá grandes letreros de luces brillantes de neón ... y creo que ya lo sabes.  

Creo que es importante permitir que el proceso tome tiempo.  Evite apresurarte a tomar una decisión.  Ya que estás ‘abierta’ a la posibilidad de la vida religiosa, tómate el tiempo para informarte que hay cienes de órdenes religiosas y la diversidad de las órdenes (y lo que hacen) es maravilloso. Generalmente las personas que entran a una orden religiosa encuentran un grupo que ‘se ajuste’ a una o mas de sus pasiones básicas (como la pasión de ayudar aquellos en necesidad o una pasión para evangelizar o cierto tipo de ministerio, (por ejemplo, el ministerio por los encarcelados) y llegan a ver el valor de este tipo de compromiso total como una razón para renuncia el matrimonio y criar a sus propios hijos. 

También eres muy sabia en comprender que el matrimonio tal vez es la vocación may difícil porque vivimos en un mundo donde el matrimonio se hace mal con demasiada frecuencia y los niños sufren las consecuencias de esos fracasos.  Sin embargo cuando tengas mas oración sobre la posibilidad del matrimonio, trata de educarte a las habilidades necesarias, como la psicología, habilidades espirituales y de relaciones. necesarias para un matrimonio exitoso cristiano.  Y por cierto cuando hagas esto también estarás aprendiendo la habilidades que se necesitaran para una vida saludable en una comunidad religiosa.

Al final…pienso que es muy importante buscar el apoyo de un buen confesor o director espiritual.  Tratando de hacer este tipo de decisión solo con dialogo personal con Dios es arriesgado porque como seres humanos somos fácilmente engañados en pensar que estamos hablando con Dios cuando actualmente solo estamos hablando con nosotros mismos. 


Paz y amor, 
Padre Rob

Comentarios (0)

Inicio de sesión o Registro dejar un comentario

Sobre el Autor


El Reverendo Robert A. Ruhnke has servido como pastor de parroquias en Texas y Luisiana y como Director de Formación  para seminaristas en el nivel de teología.  Él es miembro de la orden de Rendentora de Sacerdotes y hermanos y vive en una comunidad Redentora en San Antonio, Texas.  Sus aficiones incluyen ciclismo, fotografía, es corredor y mochilero.  

Ultimas entradas

Ver todas las entradas de Blog

Archivos